Nota de prensa N° 22- Observatorio de Derechos Culturales
El ODC expresa su solidaridad con el cantautor Pablo Milanés

19 de noviembre de 2022

WhatsApp Image 2022-05-05 at 5.21.53 PM.jpeg

En los últimos días ha trascendido en varios medios la noticia del estado de salud del reconocido artista cubano Pablo Milanés. El músico se encuentra hospitalizado en Madrid, ciudad donde debió ubicar su residencia en el 2017 para tratar una enfermedad oncohematológica que sufre desde hace varios años. Esta situación ha provocado comentarios de diversa índole en las redes, incluyendo una escueta nota por parte del Ministerio de Cultura de Cuba.

 

Desde los años 60 y luego, al ser uno de los componentes principales del movimiento de la Nueva Trova, la obra de Pablo Milanés forma parte de lo más valioso del patrimonio cultural de la isla. Milanés ha apoyado los proyectos de numerosos músicos cubanos fuera y dentro de Cuba, pero también ha sido activo en su compromiso con la sociedad cubana. El pasado año, a raíz de las jornadas de protestas pacíficas en la isla, Milanés firmaba el “Manifiesto de la sociedad civil cubana” donde defendía “dar paso a nuevas voces y nuevas maneras de pensar, que reclaman nuevas leyes, nuevas libertades, nuevas participaciones activas dentro de la actual sociedad (…) sin prejuicios y sin condicionamientos político-ideológicos de ningún tipo”.

 

Precisamente por el rechazo del artista a plegarse al discurso oficial del gobierno cubano y por su actitud crítica ante este, Milanés ha sido paulatinamente silenciado por parte de la oficialidad de la isla. Su obra aparece infrecuentemente en los medios oficiales y sus últimos conciertos en la isla tuvieron muy escasa promoción; aunque esto no ha impedido que sus conciertos sean frecuentados por miles de cubanos. Su más reciente presentación en el país fue objeto de varios reacomodos debido al celo oficial. Por ejemplo, el espacio inicial escogido para su presentación, el teatro Karl Marx, con capacidad actual para 2500 espectadores, puso a disposición del público solamente 300 entradas. Debido a las numerosas quejas realizadas por sus seguidores, la administración cultural de la isla ofreció una solución conciliadora. El concierto, nuevamente agendado en la Ciudad Deportiva, recibió alrededor de 10 mil espectadores, pero muchos asistentes confirmaron la presencia de numerosos agentes policiales y agentes de la Seguridad del Estado.

 

El ODC quiere expresar su reconocimiento a la obra de Pablo Milanés, paradigmática para varias generaciones de cubanos. El Observatorio le desea al artista una pronta recuperación así como una vuelta exitosa a los escenarios nacionales e internacionales.

 

El ODC condena la censura a los artistas cubanos condicionada a su opinión política. Además, alerta sobre el flagelo que esta representa para el patrimonio cultural del país, cada vez más limitado por la administración oficial y por su vocación de ejercer un monopolio y control absoluto de la escena cultural cubana.

Comparte en:
  • Negro Facebook Icono
  • Twitter
  • LinkedIn