Casos recientes (2000 - actualidad) - Observatorio de Derechos Culturales 
Movimiento de rap cubano

2012

En 1995 comienza a realizarse, por Rodolfo Renzoli y un grupo de colaboradores, el Festival de Rap en Alamar. Fue coordinado por sus gestores, Grupo 1, hasta el 2001. Cuando ya tenía alcance internacional, la Asociación Hermanos Saíz (AHS), dirigida por Alpidio Alonso, usurpa la organización de este. Con fines reguladores por parte del oficialismo, surge, en 2002, la Agencia Cubana de Rap (ACRap), que inmediatamente generó polémica entre los artistas del género. En 2012, una parte de la comunidad Hi Hop mandó una carta demandando la democión de la presidenta Magia López, y lo consiguieron.

 

Después, en 2013, sobrevino la confrontación alrededor del festival Puños Arriba, por el intento de censura de la gala de premiaciones, organizada por Matraka Producciones desde 2009. Los artistas se congregaron en protesta frente al Instituto Cubano de la Música (ICM) y lograron realizar el evento. En la edición anterior se habían presentado artistas censurados como Los Aldeanos (Aldo y el B) y Raudel Escuadrón, haciendo más tensa la existencia autónoma del festival.

 

En 2018, Maykel Castillo (Osorbo) y Eliexer Márquez (El Funky) organizaron un concierto en La Madriguera contra el Decreto 349, resultando en un año y medio de cárcel para el primero. El vínculo de ambos con el Movimiento San Isidro y la coautoría de la canción Patria y Vida acrecentaron la persecución, reflejada en más de 121 actos policiales violentos contra Maykel y casi un año en prisión a la espera de juicio, actualmente. Muy pocos proyectos de Hip Hop permanecen en la ACRap, siendo su peso oficialista un obstáculo para la aceptación del público. El movimiento de rap cubano está prácticamente agotado, sobrevive casi clandestinamente, grabando en estudios improvisados y con presentaciones entre amigos en viviendas particulares. Es permanente el hostigamiento de la policía política.

Comparte en:
  • Negro Facebook Icono
  • Twitter
  • LinkedIn